Experimento cafe con agua

Experimentos con el café

La extracción de café es simplemente el proceso de disolver el café molido con agua caliente, ¿verdad? Pues sí. Pero para conseguir esa taza de café de sabor perfecto, hay algo de ciencia en ello. La proporción entre el agua y el café, la precisión del molido, el tueste del café, la temperatura del agua y la cantidad de tiempo que el agua está en contacto con el café son sólo algunas de las cosas que intervienen en la extracción del café.

Si tienes problemas para conseguir ese chupito o taza de café perfecta, quizá quieras profundizar un poco más con nuestra guía que te presentamos a continuación sobre cómo funciona la preparación del café y para darte consejos para mejorar tus extracciones.

Para preparar cualquier bebida de café, tomamos el café molido y le añadimos agua. ¿Por qué agua? Principalmente porque el agua es un disolvente increíble. A nivel molecular, tiene una disposición polar: dos átomos de hidrógeno con su carga eléctrica positiva en un lado, y un átomo de oxígeno con su carga negativa en el otro. Esto lo hace muy atractivo para una gran variedad de moléculas. De hecho, es tan atractiva que separa los enlaces de otras moléculas, haciendo que se disuelvan en el agua. Si se calienta el agua, todas sus moléculas comenzarán a moverse rápidamente, convirtiéndola en un disolvente aún más eficaz.

Explicación sobre el café y el agua

No bebí café durante 26 años. En 1986, una pequeña versión de mí tuvo un emocionante pero lamentable encuentro con una máquina que dispensaba café instantáneo en polvo y azúcar. Fue emocionante, demasiado emocionante. Hice lo posible por olvidar y seguir adelante, y no volví a pensar en ello hasta la llegada de Breaking Bad. Estaba a medio camino de un doctorado en química del agua potable cuando lo vi: el magnífico y hermoso aparato burbujeante de Gail para preparar la taza perfecta. Mi mente se bloqueó y se me ocurrió que el café era química, y a mí se me daba bien la química.

Dos años más tarde, estoy midiendo muestras de agua en el laboratorio de cata de Five Senses junto a los campeones baristas y los calificadores Q. La rutina del Campeonato Mundial de Baristas centrada en el agua de Maxwell Colonna-Dashwood nos ha impulsado a actuar. Ya era hora de que el tema recibiera verdadera atención, y no queríamos dejar pasar la oportunidad.

A menudo se oye decir que el agua es el ingrediente más importante del café porque constituye el 98% de la bebida; pero es mucho más que eso. El agua no es sólo un «ingrediente» que se añade a las semillas de café tostadas: el agua es el disolvente que extrae los compuestos aromáticos de la semilla. Tiene un papel muy activo. Para disolver los compuestos aromáticos en el agua, ésta tiene que formar enlaces químicos con los sólidos de la semilla y arrastrarlos.

Experimento de difusión del café

Hoy he pasado 2 horas probando las proporciones de café y agua para comparar la eficacia de las distintas proporciones de preparación. El proceso fue similar a un experimento científico de laboratorio en cuanto a método y calidad, y a continuación encontrarás la primera mitad del informe, que detalla mis procedimientos de preparación y físicos.

En total, decidí probar 5 proporciones diferentes.  Sugerí las proporciones tentativas anteriores por estimación basada en las proporciones recomendadas que he visto en fuentes web creíbles. Mientras que el agua se mantiene en el mismo volumen y masa (3/4 tazas y 177 gramos), la cantidad de café utilizada sería el factor independiente de este experimento y variaría entre 5 y 15 gramos, en intervalos de 2,5 gramos. Estos intervalos se concluyeron debido a las limitaciones de mi balanza, que sólo puede medir con mayor precisión estos intervalos.

El agua utilizada en este experimento es agua del grifo filtrada, para evitar cualquier reacción no deseada entre el café y cualquier producto químico/mineral que se encuentre en el agua del grifo sin filtrar o en el agua mineral. El agua del grifo filtrada se carga en mi cafetera automática casera, de meses de antigüedad, para lograr un calentamiento y una dispensación uniformes. Configuro la cafetera para que dispense agua caliente y despejo el espacio en el que se suele colocar el café para su elaboración. Configuré la cafetera para que dispensara 6 onzas de una vez y realicé una prueba para asegurarme de que era precisa. Dispensó agua en un medidor de tazas de cocina, que confirmó que efectivamente se dispensaban 3/4 de tazas (o 6 onzas) en cada ronda.

Experimento químico con café

Aclara con agua limpia y caliente (o limpia a fondo), y seca con una toalla absorbente. Es importante comprobar que no se han acumulado posos y que no hay acumulación de aceite de café (cafeol), que puede hacer que las futuras tazas de café tengan un sabor amargo y rancio.

Un buen café empieza por unos buenos granos. La calidad y el sabor de su café no sólo dependen del proceso de preparación que prefiera, sino también del tipo de café que seleccione. Puede haber un mundo de diferencia entre los tuestes, así que consulte nuestra guía de tipos de tueste.

Aunque hay muchas opciones, recuerde que no hay nada correcto o incorrecto; por ejemplo, puede elegir un café de tueste expreso oscuro y sabroso y, sin embargo, molerlo para prepararlo en un sistema de goteo. Diviértase probando y disfrutando de diferentes combinaciones.

Compre el café lo antes posible tras su tueste. El café recién tostado es esencial para obtener una taza de calidad, así que compre su café en pequeñas cantidades (idealmente cada una o dos semanas). Consulte nuestros útiles consejos sobre cómo conservar el café para mantenerlo lo más fresco y sabroso posible.