Que tomar para la memoria

la pérdida de memoria y la demencia explicadas con la dra. anne

«El principal problema de todos los suplementos de venta libre es la falta de regulación», dice el doctor Gad Marshall, director médico asociado del Centro de Investigación y Tratamiento del Alzheimer del Hospital Brigham and Women’s, afiliado a Harvard. «La FDA no supervisa las pruebas de los productos ni la exactitud de los ingredientes: sólo se ocupa de los suplementos que hacen declaraciones de salud relacionadas con el tratamiento de enfermedades específicas».

En cuanto a la salud del cerebro, esto significa que un fabricante de suplementos puede afirmar que un producto ayuda a la agudeza mental o a la pérdida de memoria, pero no que protege o mejora la demencia o la enfermedad de Alzheimer. «De este modo, los fabricantes no tienen que respaldar ninguna afirmación de que su producto es eficaz o incluso seguro», dice el Dr. Marshall.

«Estas dietas contienen alimentos con grandes cantidades de estas vitaminas y minerales», dice. «Pero lo que no está claro es si lo beneficioso es la combinación de nutrientes de estas dietas, o si son algunos específicos o incluso ciertas cantidades, o algunos otros factores». Los investigadores han tratado de responder a estas preguntas probando cómo afectan estos nutrientes individuales a la salud cognitiva. Hasta ahora, los limitados estudios realizados no han encontrado pruebas de que ayuden, con algunas raras excepciones.

cómo mantener tu cerebro en forma potencia tu memoria y lucha

Por ejemplo, un estudio realizado con más de 4.000 personas descubrió que quienes consumían más bebidas azucaradas, como los refrescos, tenían un volumen cerebral total menor y una memoria más pobre de media, en comparación con las personas que consumían menos azúcar (

Por ejemplo, un estudio demostró que los estudiantes universitarios taiwaneses que realizaban prácticas de meditación como el mindfulness tenían una memoria de trabajo espacial significativamente mejor que los estudiantes que no practicaban la meditación (

Un grupo de niños fue entrenado para realizar pruebas de memoria por la noche, y luego fue sometido a pruebas a la mañana siguiente después de haber dormido. El otro grupo fue entrenado y evaluado el mismo día, sin dormir entre el entrenamiento y la prueba.

Resumen Los estudios han asociado sistemáticamente el sueño suficiente con un mejor rendimiento de la memoria. El sueño ayuda a consolidar los recuerdos. También es probable que se obtengan mejores resultados en las pruebas de memoria si se ha descansado bien que si se ha privado de sueño.

Un estudio realizado con 293 estudiantes de psicología demostró que los que se sometieron a un entrenamiento de mindfulness mejoraron su rendimiento de memoria de reconocimiento al recordar objetos en comparación con los estudiantes que no recibieron entrenamiento de mindfulness (

remedios caseros para la memoria, la demencia senil y el alzheimer

A medida que envejece, puede enfrentarse a una cantidad preocupante de problemas de memoria, como la disminución de su memoria a corto plazo, el declive de sus capacidades de pensamiento o el desarrollo de afecciones de la memoria como el Alzheimer o la demencia.  ¿Y si le decimos que algunas vitaminas pueden potenciar su memoria? Varias vitaminas, ácidos grasos omega 3 y suplementos herbales pueden ayudar a potenciar su memoria y prevenir enfermedades que causan un daño significativo a su cerebro y memoria. Siga leyendo y conozca estas vitaminas naturales para la pérdida de memoria.

El complejo vitamínico B contiene ocho vitaminas: tiamina (B1), riboflavina (B2), niacina (B3), ácido pantoténico (B5), vitamina B6, folato (B9) y cobalamina (B12), que desempeñan un papel importante en la promoción de un cerebro sano. Las vitaminas del grupo B atraviesan la barrera hematoencefálica y el plexo coroideo a través de mecanismos de transporte específicos para asumir diversas funciones en el cerebro (3).

La tiamina (B1), una coenzima en el catabolismo de azúcares y aminoácidos, es un cofactor esencial en la síntesis de ácidos grasos, neurotransmisores y otros compuestos bioactivos necesarios para la función cerebral (12). La riboflavina (B2) contiene dos flavoproteínas, cofactores en el metabolismo de los ácidos grasos esenciales de los lípidos cerebrales (3). La niacina (B3, el ácido pantoténico (B5) y la biotina (B7), aseguran el metabolismo oxidativo y contribuyen a la estructura y función de las células cerebrales. Aunque estas cinco vitaminas del grupo B no tienen una relación directa con la memoria, son esenciales para el funcionamiento del cerebro.

¿funcionan realmente los potenciadores de la memoria y son seguros?

Si se siente olvidadizo, puede deberse a la falta de sueño o a una serie de otras razones, como la genética, el nivel de actividad física y el estilo de vida y los factores ambientales. Sin embargo, no hay duda de que la dieta también desempeña un papel en la salud del cerebro.

El mejor menú para favorecer la memoria y la función cerebral fomenta un buen flujo sanguíneo hacia el cerebro, al igual que lo que se come para nutrir y proteger el corazón. La investigación ha descubierto que la dieta mediterránea puede ayudar a mantener el cerebro envejecido y un creciente número de pruebas vincula alimentos como los de la dieta mediterránea con una mejor función cognitiva, memoria y estado de alerta.

Come verduras. Es probable que no olvides este mensaje. Consumir suficientes verduras, especialmente las crucíferas como el brócoli, la col y las verduras de hoja oscura, puede ayudar a mejorar la memoria. Prueba una ensalada de col rizada o sustituye la tortilla por berza en tu próximo bocadillo. El brócoli salteado también es una excelente opción para el almuerzo o la cena.

Consuma bayas y cerezas.  Las bayas -especialmente las oscuras, como las moras y los arándanos, así como las cerezas- son una fuente de antocianinas y otros flavonoides que pueden favorecer la función de la memoria. Disfrute de un puñado de bayas o de cerezas deshuesadas como tentempié, mezcladas con los cereales u horneadas en un postre rico en antioxidantes. Las bayas y cerezas frescas, congeladas o secas pueden aportarle estos beneficios