Puente de einsteinrosen

¿son los agujeros negros agujeros de gusano?

[Estudiamos con cierto detalle las propiedades de la formulación matemáticamente correcta del «puente» clásico de Einstein-Rosen, tal y como se propuso en el artículo original de 1935, que se demostró en una serie de artículos anteriores nuestros que representaba el ejemplo más sencillo de un agujero de gusano estático, esféricamente simétrico y atravesable, similar a la luz. Por tanto, el «puente» original de Einstein-Rosen no es equivalente al concepto de agujero de gusano de Schwarzschild dinámico y no transitable, también llamado «puente de Einstein-Rosen» en los libros de texto modernos sobre relatividad general. El «puente» original de Einstein-Rosen requiere la presencia de un tipo especial de fuente de materia «exótica» situada en su garganta, que se demostró que era el miembro más simple de la clase de membranas similares a la luz introducida anteriormente por nosotros. Introducimos y explotamos la descripción de Kruskal-Penrose del «puente» original de Einstein-Rosen. En particular, construimos explícitamente geodésicas cerradas de tipo temporal en el colector de Kruskal-Penrose pertinente.

agujero de gusano real

Un agujero de gusano (o puente de Einstein-Rosen o agujero de gusano de Einstein-Rosen) es una estructura especulativa que une puntos dispares en el espaciotiempo, y se basa en una solución especial de las ecuaciones de campo de Einstein.

Los agujeros de gusano son coherentes con la teoría general de la relatividad, pero aún está por ver si existen realmente. Muchos científicos postulan que los agujeros de gusano no son más que proyecciones de una cuarta dimensión espacial, de forma análoga a como un ser bidimensional (2D) podría experimentar sólo una parte de un objeto tridimensional (3D)[1].

En 1995, Matt Visser sugirió que podría haber muchos agujeros de gusano en el universo si se generaron cuerdas cósmicas con masa negativa en el universo primitivo[3][4] Algunos físicos, como Frank Tipler y Kip Thorne, han sugerido cómo hacer agujeros de gusano artificialmente[cita requerida].

Para una noción simplificada de un agujero de gusano, el espacio puede visualizarse como una superficie bidimensional. En este caso, un agujero de gusano aparecería como un agujero en esa superficie, llevaría a un tubo 3D (la superficie interior de un cilindro), y luego volvería a emerger en otro lugar de la superficie 2D con un agujero similar al de la entrada. Un agujero de gusano real sería análogo a éste, pero con las dimensiones espaciales aumentadas en uno. Por ejemplo, en lugar de agujeros circulares en un plano 2D, los puntos de entrada y salida podrían visualizarse como agujeros esféricos en el espacio 3D que desembocan en un «tubo» cuatridimensional similar a un esferógrafo.

documento sobre el puente de einstein-rosen

Un agujero de gusano (o puente de Einstein-Rosen o agujero de gusano de Einstein-Rosen) es una estructura especulativa que une puntos dispares en el espaciotiempo, y se basa en una solución especial de las ecuaciones de campo de Einstein.

Los agujeros de gusano son coherentes con la teoría general de la relatividad, pero aún está por ver si existen realmente. Muchos científicos postulan que los agujeros de gusano no son más que proyecciones de una cuarta dimensión espacial, de forma análoga a como un ser bidimensional (2D) podría experimentar sólo una parte de un objeto tridimensional (3D)[1].

En 1995, Matt Visser sugirió que podría haber muchos agujeros de gusano en el universo si se generaron cuerdas cósmicas con masa negativa en el universo primitivo[3][4] Algunos físicos, como Frank Tipler y Kip Thorne, han sugerido cómo hacer agujeros de gusano artificialmente[cita requerida].

Para una noción simplificada de un agujero de gusano, el espacio puede visualizarse como una superficie bidimensional. En este caso, un agujero de gusano aparecería como un agujero en esa superficie, llevaría a un tubo 3D (la superficie interior de un cilindro), y luego volvería a emerger en otro lugar de la superficie 2D con un agujero similar al de la entrada. Un agujero de gusano real sería análogo a éste, pero con las dimensiones espaciales aumentadas en uno. Por ejemplo, en lugar de agujeros circulares en un plano 2D, los puntos de entrada y salida podrían visualizarse como agujeros esféricos en el espacio 3D que desembocan en un «tubo» cuatridimensional similar a un esferógrafo.

los agujeros de gusano explicados

Un agujero de gusano (o puente de Einstein-Rosen o agujero de gusano de Einstein-Rosen) es una estructura especulativa que une puntos dispares en el espaciotiempo, y se basa en una solución especial de las ecuaciones de campo de Einstein.

Los agujeros de gusano son coherentes con la teoría general de la relatividad, pero aún está por ver si existen realmente. Muchos científicos postulan que los agujeros de gusano no son más que proyecciones de una cuarta dimensión espacial, de forma análoga a como un ser bidimensional (2D) podría experimentar sólo una parte de un objeto tridimensional (3D)[1].

En 1995, Matt Visser sugirió que podría haber muchos agujeros de gusano en el universo si se generaron cuerdas cósmicas con masa negativa en el universo primitivo[3][4] Algunos físicos, como Frank Tipler y Kip Thorne, han sugerido cómo hacer agujeros de gusano artificialmente[cita requerida].

Para una noción simplificada de un agujero de gusano, el espacio puede visualizarse como una superficie bidimensional. En este caso, un agujero de gusano aparecería como un agujero en esa superficie, llevaría a un tubo 3D (la superficie interior de un cilindro), y luego volvería a emerger en otro lugar de la superficie 2D con un agujero similar al de la entrada. Un agujero de gusano real sería análogo a éste, pero con las dimensiones espaciales aumentadas en uno. Por ejemplo, en lugar de agujeros circulares en un plano 2D, los puntos de entrada y salida podrían visualizarse como agujeros esféricos en el espacio 3D que desembocan en un «tubo» cuatridimensional similar a un esferógrafo.