Dani mateo y la bandera

Motorola dext con motoblur

El intermedio quiere acabar con las críticas vertidas tras el polémico sketch emitido el pasado miércoles en el que aparecía Dani Mateo, uno de los colaboradores habituales del programa de humor, sonando con una bandera española. El programa se disculpó durante su emisión en la noche del lunes para subrayar que «no había ninguna intencionalidad política ni ningún posicionamiento editorial detrás, era simplemente humor», en boca del Gran Wyoming, conductor del espacio que se emite de lunes a jueves en La Sexta. Wyoming aclaró que si «la broma no ha funcionado» al generar «tensión social en lugar de provocar risas» es evidente que se trata de un «gag fallido». Y añadió: «Por tanto, no tenemos problemas en pedir disculpas sinceras a las personas que se han sentido ofendidas».

El presentador quiso destacar que durante los casi dos mil capítulos emitidos la intención de todos los que llevan a cabo el programa no ha sido la de ofender. Para Wyoming, la polémica ha suscitado «varias injusticias» y puso como ejemplo los ataques sufridos por Dani Mateo en las redes sociales a raíz del sketch. «La crueldad que ha sufrido estos días nuestro compañero ha llegado ya al plano personal». Mateo aclaró que él «ni siquiera escribe los guiones» y aseguró que «los guionistas no son culpables de nada».

Versión ejeana de «hurt» jhonny cash interpretada por dani y

icono bookmark-bicon bookmarkicon cameraicon checkicon chevron downicon chevron leftticon chevron rightticon chevron upicon closeicon v-compressicon downloadicon editicon v-expandicon fbicon fileicon filtericon flag ruicon full chevron downicon full chevron lefticon full chevron rightticon full chevron upicon gpicon insicon mailicon moveicon- musicicon mutedicon nomutedicon okicon v-pauseicon v-playicon searchicon shareicon sign inicon sign upicon stepbackicon stepforicon swipe downicon tagicon tagsicon tgicon trashicon twicon vkicon yticon wticon fm

Un humorista español ha sido llevado ante un juez por sonarse la nariz con la bandera nacional en televisión. El acto provocador provocó una gran indignación, pero los defensores del humorista dicen que el caso plantea problemas de libertad de expresión.

Dani meto bailando en la gran vía

Mateo fue llamado al juzgado para la primera ronda de procedimientos el martes después de una denuncia presentada por el sindicato de la Policía Nacional, Alternativa Sindical de la Policía, que alegó que deshacerse públicamente de los símbolos de España era una violación de los derechos de los ciudadanos y de las libertades que disfruta una «sociedad democrática».

Durante el vídeo viral, Mateo finge un estornudo, utilizando la bandera cercana como pañuelo, antes de asegurar apresuradamente a la multitud que se ríe: «No quería ofender a nadie… No quería ofender a los españoles, ni al rey, ni a los chinos que venden estos trapos (señalando la bandera). Trapos no, no quería decir trapos».

La fiscal general María José Segarra supervisará el juicio. Forma parte de una delegación de fiscales que trabajan juntos para crear un conjunto de directrices que dicten el procedimiento en los delitos de odio y que se compartirán con los fiscales el próximo año.

La comisión fue nombrada después de que recientemente salieran a la luz pública una serie de casos de alto perfil y de personalidades en línea, y de que las líneas de la libertad de expresión y de la incitación al odio se difuminaran, causando confusión en los juzgados.

Da nazdravim mezimici-zdravko jurčević

‘Como ciudadano de este país, estoy preocupado porque estamos llevando a un payaso ante un juez por haber hecho su trabajo’, dijo Dani Mateo a los periodistas tras comparecer ante el juez que investiga su caso en Madrid.

En la broma, emitida en el popular programa satírico de televisión El Intermedio, Mateo estornudó y se sonó la nariz en la bandera de España, antes de pedir disculpas profusamente, diciendo que no había querido «ofender a los españoles, al rey o a los chinos que venden estos trapos».

En la broma, emitida en el popular programa satírico de televisión El Intermedio, Mateo estornudó y se sonó la nariz en la bandera española, antes de pedir disculpas irónicamente, diciendo que no había querido «ofender a los españoles, al rey o a los chinos que venden estos trapos».